8 tendencias de informática empresarial para 2017

This post is also available in: Català (Catalán)

Jaume Mercader, director general de Microblau Colt, resume los retos y soluciones con más proyección para la empresa

Cloud, voz IP, Internet de las Cosas, o seguridad informática, son términos que escuchamos con frecuencia cuando seguimos la actualidad en el ámbito de las TIC en la empresa. Aunque algunos todavía suenan lejanos, estaríamos cometiendo un gran error si no les prestamos atención, porque ya están influyendo de forma decisiva en nuestra eficiencia y competitividad, y el crecimiento es imparable. 

Tres de cada cuatro empresas esperan mejorar su cifra de negocio en 2017, y se prevé que el crecimiento en inversión tecnológica sea de un 10,2%. En áreas clave como el IoT (Internet de las Cosas), se espera un aumento del 174%, y en ciberseguridad un 150%. Datos que demuestran la rápida adopción de estrategias y soluciones tecnológicas, de acorde a los retos del mercado.

Jaume Mercader, director general de Microblau Colt, nos resume las tendencias en IT con más proyección para 2017:

 

1. Aceleración de la implementación de cloud en las empresas

Según Gartner, no tener cloud en 2020 será como estar sin internet hoy. Muchas empresas, ya sean de servicios orientados al consumidor (B2C) o empresariales (B2B), han incorporado aplicaciones y programas ofimáticos en cloud, orientados al ahorro de costes y a la mejora de la eficiencia en el puesto de trabajo. Y el próximo gran paso es trasladar las propias plataformas y aplicaciones de la compañía a la nube. Como ya se han superado las barreras económicas, de eficiencia, y seguridad, y con más oferta de modelos centrados en el pago por uso, ninguna empresa se podrá plantear desarrollar su actividad profesional sin utilizar servicios de cloud.   

 

2. Sofisticación de las soluciones cloud

Hay tres maneras de contratar cloud: IaaS, PaaS, SaaS. Estos tres modelos se enfocan a diferentes públicos objetivos. En el caso de IaaS (Infaestructura como servicio) el proveedor vende un espacio y es la propia empresa quien se encarga de la gestión de su infraestructura. Por otro lado, la mayoría de empresas que desarrollan suelen contratar PaaS (Plataforma como servicio) y así acceden al entorno sin preocuparse de crear o administrar la infraestructura. Por último, el SaaS (Software como servicio) es la opción más cómoda para las empresas que solo quieren utilizar aplicaciones y olvidarse del alojamiento o las actualizaciones, que son responsabilidad del proveedor. También hay diferencias entre el cloud público, como Amazon o Google, que crecerán mucho en los próximos años, y privado, que disponen de su propio data center y se utilizarán sobre todo para soluciones personalizadas.

 

3. Soluciones open source en la nube

Uno de los beneficios del open source es que alrededor de estos programas hay grandes comunidades de usuarios que participan en su desarollo y mejora constante. Y estamos viendo cómo se está incorporando para construir piezas de la estrategia IT de las empresas por su efectividad, facilidad para la colaboración y disminución de costes.

A esto se une el concepto de API economy. Una API (Application Programming Interface) es la interfaz que permite que una aplicación pueda conectarse con otra y compartir información. En el entorno actual es imprescindible trabajar con un software que disponga de APIs para conseguir una buena interconectividad entre los distintos servicios y departamentos de la empresa. En un mundo en que la colaboración es clave, las soluciones open source son una buena opción a considerar.

 

4. Aumento de las posibilidades de la Voz IP

Las soluciones de Voz IP convierten la voz en datos y, por lo tanto, la comunicación se realiza a través de internet y no desde una línea telefónica. Esto supone numerosos beneficios, entre los que destacan la mejora de la eficiencia y el ahorro de costes, de entre un 40 y un 80%, como vimos en el último #MicroblauTalks. La VoIP ha empezado desde la commodity e irá ganando valor para conseguir que no sea solo voz sino comunicación unificada y capacidad para relacionarte con tu cliente. La clave está en los servicios que se pueden ofrecer desde una plataforma IP unificada y conectada con todo, ERP, CRM, mensajería, etc., de forma que podamos conocer la satisfacción de nuestros clientes o hacer el seguimiento de las acciones comerciales, mejorar la comunicación con nuestros colaboradores, facilitar el teletrabajo o deslocalización de la mesa clásica de oficina, convirtiendo cualquier dispositivo con capacidad de conexión a internet en el centro de comunicación, relación y productividad por excelencia.

 

5. El gran reto de la seguridad

El cibercrimen afecta a todas las empresas de cualquier tamaño y sector, y son especialmente sensibles aquellas que manejan datos de usuarios. En 2016 se han superado en España los 100.000 ataques, el doble que el año anterior. Las incidencias más habituales están relacionadas con el fraude, el robo de contraseñas y las suplantaciones de identidad. Es imprescindible que las empresas conozcan los riesgos y vulnerabilidades de sus sistemas para estar preparadas ante una amenaza que crece exponencialmente y puede afectar de forma irremediable a su reputación, productividad y continuidad de negocio. Para asegurar la estabilidad de los sistemas y la protección de la información será imprescindible realizar diagnósticos periódicos de la seguridad de los sistemas TI en las empresas. 

 

6. La revolución del Internet de las Cosas (IoT)

Ya conocemos los wearables: relojes inteligentes, pulseras de actividad, gafas de realidad aumentada… Pero las menciones constantes a los objetos conectados y el Internet de las Cosas prometen un futuro que cambiará nuestras vidas. Podemos concretar tres tendencias. En primer lugar las soluciones sensoriales, es decir, herramientas inteligentes con sensores que medirán parámetros y, en combinación con analítica, ayudarán a ser más proactivos en la resolución de problemas. En segundo lugar, el crecimiento del Internet de las Cosas en el ámbito industrial (IIoT), por ejemplo para localizar personas y objetos en tiempo real en fábricas, puertos, hospitales… Y por último, además de los contenidos, claves en internet, crecerán las posibilidades para aportar valor en internet. Los departamentos TI de las empresas ya no solo gestionarán la informática, sino también los dispositivos capaces de recibir y emitir información, que cambiarán la forma en que se ofrecen los servicios.  

 

7. Mejora de los sistemas de comunicación interna

Las empresas suelen tener sistemas de colaboración interna deficitarios. La comunicación con, y entre los empleados, ha de ser efectiva, independientemente de donde se encuentren, especialmente en aquellas empresas con mucha movilidad o donde existe comunicación y colaboración entre diferentes sedes. Queremos comunicarnos en cualquier momento y desde cualquier lugar. A veces, cuando en la empresa no se dispone de una herramienta de comunicación, son los propios empleados quienes la crean, y puede ocurrir que si uno abandona la compañía, se pierda la información. Por lo tanto es responsabilidad de la empresa proveer sistemas que favorezcan la colaboración, inmediatez, eficiencia y seguridad de las comunicaciones. 

 

8. Auge de las infraestructuras hiperconvergentes

Una infraestructura hiperconvergente combina diferentes tecnologías (computación, almacenamiento, red y virtualización) y el conjunto se gestiona desde un software que se ejecuta desde un servidor. Los sistemas hiperconvergentes aportan flexibilidad, escalabilidad y facilidad de gestión, y el traspaso de servidores antiguos e informática tradicional hacia la nube será cada vez más sencillo. Los analistas de referencia coinciden en que es una tendencia al alza y se calcula que su adopción aumentará un 50% en los próximos 5 años. Estas infraestructuras, en clouds privados, eficientes, fiables y seguros, serán un sistema muy efectivo para centrarnos en el negocio. Con una gestión simplificada nos permitirán ser más ágiles en el desarrollo de aplicaciones y servicios y llegar antes al mercado.